• 927 212 381
  • Av. Virgen de Guadalupe 22, Cáceres
  • confimer@confimer.net
office-3295556_1920.jpg

¿Cómo hacer tu libro de contabilidad?

Las finanzas son el fundamento de cualquier empresa, de manera que se hace imprescindible tener todas las herramientas para que el desarrollo empresarial sea el apropiado.

En este punto es fundamental la contabilidad, y con mucha frecuencia la información contable no está plasmada de la manera correcta.

Por eso, en esta ocasión daremos pautas sobre cómo debe hacerse un libro de contabilidad.

La información contable es la que determinará si, como organización, se están cumpliendo los objetivos, además de ayudarnos a cumplir con Hacienda, tomando como base el ciclo contable, sea mensual, trimestral o anual.

Consejos básicos para hacer tu libro de contabilidad con facilidad

Llevar un registro de transacciones

Lo primero que deberás hacer es acumular la información de las transacciones, que deben ser registradas en los libros diarios. Esta información de ingresos y gastos se registra en el libro de contabilidad de forma cronológica, señalando siempre en cada transacción sobre si es débito o crédito.

Los registros en el libro diario de contabilidad

Luego de asentadas las transacciones en el libro diario, esta información debe ser llevada al libro de contabilidad mayor. Para algunos puede ser una tentación obviar el libro diario y anotar la información directamente en el libro mayor, pero hacerlo de esta forma es un error. Tener cada pequeña transacción anotada, nos permitirá en el caso de cualquier disparidad en el libro mayor, una comprobación inmediata.

Ambos libros tienen un formato diferente. Los estados financieros tendrán como fuente el libro mayor.

La importancia del balance de prueba para dar fiabilidad a la elaboración del libro de contabilidad

Dentro de las actividades contables se realiza un balance de prueba; éste busca certificar que la información plasmada en el libro de contabilidad es la correcta. Aquí lo esperado es tener datos certeros de los débitos y créditos, y observar si hay equilibrio en estas cuentas.

En la mayoría de los casos si se encuentran errores, es producto de fallas en el momento de registrar las transacciones.

La compilación de los estados financieros gracias al libro de contabilidad

Si el balance de prueba indicó que no hay problemas en la información, debemos proceder a la compilación de los estados financieros con los datos contenidos en nuestro libro de cuentas.

Sin embargo, siempre al final del ciclo contable se pueden realizar diferentes tipos de ajustes, en el caso de algunas transacciones que así lo permiten.

El libro de contabilidad y su ciclo

Cada libro corresponde al funcionamiento financiero de la organización por un periodo o ciclo específico. La mayoría de los libros de contabilidad tienen ciclos de un año.

Sin embargo, este ciclo puede cambiar dependiendo de la necesidad de presentación de los informes de los estados financieros.

La asesoría necesaria en la elaboración del libro de contabilidad

Ha quedado demostrado que la aparición de errores en los informes financieros puede traer consecuencias negativas para las empresas, porque nos lleva inequívocamente a tomar decisiones erróneas.

Ante la duda, es recomendable solicitar la asesoría en la elaboración del libro de contabilidad para su empresa.

De este modo evitarás errores como: obviar el registro de transacciones, registro de transacciones en cuentas equivocadas, duplicar registros, entre otros.

La buena noticia es que una vez detectado el error se puede corregir. Sin embargo, aunque parezca increíble, muchas veces lo más difícil es detectarlo.

¿Qué te han parecido nuestros consejos para hacer tu libro de contabilidad de manera sencilla y sin errores?

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
0